fbpx

El cambio interior

Ciclo de la mariposa, tenemos que cambiar

Hoy quiero compartir algo con vosotros sobre el cambio interior. Porque todo empieza dentro de uno mismo. Los seres humanos, somos guiados por nuestra conciencia, y cuando uno se torna consciente de quién es y de cómo es, empieza a percibir lo que quiere para su vida. Si quiero cambiar algo, primero tengo que empezar por mi mismo. No puedo cambiar mi mundo exterior si no cambio mi interior.

Como dice Ramiro Calle: Si todo nace de la mente y la mente es la precursora de todos los estados, donde hay que apuntar es a la mente misma para cambiarla e ir consiguiendo liberarla de estados mentales nocivos y tratar de suscitar y desplegar estados mentales positivos.
Solo cuando tomas conciencia de que estás equivocado, es cuando te das cuenta de que necesitas cambios en tu vida. A partir de ese momento podrás ver con claridad las cosas y entonces empezar a cambiar los viejos hábitos, dejando atrás todo lo que no te hace avanzar.

Sé cómo una mariposa

¡Los cambios necesitan tiempo! Me llama mucho la atención la transformación de las mariposas, cuando niña me encantaba observar su transformación.

Las mariposas realizan una metamorfosis (del griego metamorfé “más allá de la forma anterior”) completa, pues poseen un ciclo vital con cuatro estadios muy distintos: huevo, oruga o larva, crisálida o pupa, y adulto o imago…
A lo largo de 20 días, su metamorfosis se completa, y de la crisálida sale una mariposa. Pero para lograr esta hazaña la mariposa tiene que sufrir cambios. ¡Y lo mismo ocurre con nosotros! Así que necesitamos tiempo, volar alto no es fácil. Es el resultado de un esfuerzo mental muy grande, de pensar con claridad, con valor y confianza.

El cambio de la mariposa

El cambio sólo depende de ti

La decisión de cambiar depende de la voluntad de uno mismo, aunque queramos, no podemos cambiar a los demás. Y eso a veces nos puede frustrar, doler y angustiar, pero es algo que debemos entender. El cambio proviene de una profunda reflexión, que a veces es derivada de alguna situación o problema que nos surge. 

Yo muchas veces me pillo pensando en las cosas que no hice en el pasado y que me podrían llevar a estar en una situación diferente, pero este es un gran error. No se puede cambiar el pasado, debemos aprender de los errores del pasado para no volver a cometerlos en el futuro. Conozco a muchas personas que viven este drama, y que siguen cometiendo los mismos errores, hasta el punto de decir: estoy viviendo la misma situación otra vez.

¿Realmente todo está tan mal?

Si tu situación actual es tan mala como la ves, y quieres que sea peor, encontrarás la forma fácilmente de hacerla peor. Y lo más sorprendente es que si quieres que sea mejor también encontrarás la forma fácilmente de hacerla mejor. Aunque lo mismo requiere algo más de esfuerzo, porque los cambios no son fáciles, pero tú eres capaz de lograrlo.

Algo que debemos tener en cuenta también es que el futuro es incierto, así que no hay que fijarse en objetivos a largo plazo y obsesionarse en cumplirlos. No debemos frustrarnos cuando algo no ocurre, sino, buscar entender por qué no pasó y centrarse en el presente, este si está bajo nuestro control.

Es hora de voltar, mariposa

Es la hora de cambiar

El cambio empieza en uno mismo: empieza en el interior y se va reflejando en el exterior. Y para conseguirlo tenemos que ser capaces de vernos desde fuera. La autocrítica es fácil cuando se hace de forma subjetiva valorando nuestros puntos fuertes o débiles, pero muy difícil hacerlo de forma objetiva, pero sólo de esta forma encontraremos los pasos que realmente queremos dar. Hay que tener determinación y fuerza de voluntad.

Os dejaré una técnica que me ayuda mucho en estos momentos: tienes que visualizar mentalmente el resultado que deseas alcanzar, durante varios minutos imaginándote todos los detalles. Simplemente cierra los ojos y disfruta imaginando cómo percibes “todos los cambios en aquello que te has propuesto”. Cuanto más y mejor sepas imaginar ese maravilloso momento, más motivado te mantendrás  y durante más tiempo.

Conclusión

Por lo tanto, voy a concluir este mensaje con una estrategia sucinta para que seas capaz de cambiar positivamente tu manera de vivir. 

La estrategia consiste de 3 puntos:

  • Enfoque;
  • Disciplina;
  • Determinación.

Los cambios no son nada fáciles, pero si realmente quieres avanzar los escalones de la vida, es necesario tomar decisiones.

Ahora es el momento de cambiar. No importa si lo has intentando cien veces antes; no dejes que nadie te diga que es inútil intentar de nuevo. Nunca es demasiado tarde para comenzar a hacer cambios.

Todos tenemos un gran propósito en la vida, y uno de los pasos necesarios para lograrlo es cambiar y adaptarse. 

La mariposa para llegar a la excelencia pasa por momentos de dolor, el camino puede ser difícil, pero el resultado final es maravilloso, sentirse un vencedor con un corazón lleno de gratitud y libertad.

Un abrazo

¡Gratitud siempre!

Si te ha gustado, compártelo 🙂

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Introduce tu nombre
Introduce tu correo electrónico
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

También podría gustarte...