fbpx

El poder de la superación

El poder de la superación

Hoy quiero hablarles de un tema muy importante en la vida del ser humano. Se trata de la superación. Todos tenemos algo que quisiera superar, nadie tiene circunstancias perfectas.

Este mensaje nos ayudará a reflexionar, cómo ayudó a algunas personas que vivieron situaciones complejas y pudieron superarlas, tomaron sabias decisiones, y con su comportamiento determinaron que todo a su alrededor cambiase y que hubiera superación.

¿Qué es la superación?

Puede definirse como el hecho de vencer una situación dificultosa, un obstáculo, un problema personal o una mejora propia incluso en el ámbito profesional.

Con determinación, perseverancia y acción cualquiera puede experimentar una significativa mejora en sus calidades personales.

¿Cómo la superación cambió mi vida?

Hoy me veo como un ejemplo de superación. Casi siempre en medio de una tormenta por tantas cosas en nuestras vidas, experimentamos el gusto del fracaso

Hubo una época en mi vida que había muchos interrogantes. ¿Por qué me tiene que pasar esto a mí? me preguntaba a mi misma. Es normal que hagamos este cuestionamiento en medio de las crisis. 

En el año de 1996 pasé por un problema personal tan fuerte que llegué a pensar que no iba poder superarlo. Tuve la sensación de que mi vida se desvaneciera, que había tocado fondo, que era el fin.

Después de vivir una relación tóxica y violenta decidí separarme. Eso me llevó a enfrentar una separación muy traumática y dolorosa, en que pasé por una fuerte depresión. Sentía un constante desánimo, llegando hasta la humillante ruina económica.

Era como un “Tsunami” metafóricamente hablando. Cuando viene arrasa con todo. Nos saca el maquillaje, nos quita nuestros elegantes vestidos, nos moja el pelo, nos arranca las alhajas y nos derrumba. 

Pero lo que no sabía yo, era que me estaba liberando de todas estas cadenas. Con mucha fuerza y determinación pude encontrar la superación.

Me hice las maletas y cambié de ciudad, decidí estudiar y trabajar sin parar, de domingo a domingo. Ocupé mi tiempo, mis días y mi mente con todo lo que me podía traer beneficio y crecimiento

Decidí entrenarme antes de entretenerme. Por qué si algún día volviera a estar diante de alguna situación parecida ya sabría cómo identificarla y cómo actuar.

Y el resultado de todo mi esfuerzo fue la superación.

Superación Gratitud

¿Cómo superar?

En mi “tsunami” yo también pude ver el agua derrumbando todo lo que había soñado y construido. Cuando todo se desmorona, cuando todo se va, perdemos el control, y el temor a lo desconocido comienza a azotar la mente. Así me sentía en aquel momento.

Las jornadas que me tocó vivir fueron duras, pero dentro de mí había ganas de seguir adelante y superar todo aquello.

Cada persona busca una manera para encontrar la superación. En mi caso fue trabajar muchas horas y estudiar mucho para no pensar en lo que había  pasado. Tomé la decisión de dejar todo para atrás y seguir adelante con mi vida. Costara lo que costase, yo iba a seguir adelante.

Dando el primer paso

Procuré cuidar de mí emocional, teniendo a Dios cómo base y utilizando estas 3 fuerzas: la voluntad, perseverancia y confianza, con estas 3 pude superarme cada día. Y si cultivas estas fuerzas, serás capaz de superar cualquier tsunami en tu vida.

Pero para que logres superar hay que dejar la zona de confort y lanzarte de una vez. Os confieso que muchas veces tuve miedo de lanzarme al vacío por creer que no conseguiría superarme. 

¿Cuántas personas conseguirán superar un matrimonio fracasado, una enfermedad, una pérdida de un familiar?.

Pero, como dice Charles R. Swindoll: hay que salir de la zona de comodidad… 90% de las veces fracasamos porque no hacemos nada para superar los tsunami de nuestras vidas. Curiosamente nos acostumbramos al dolor y la situación, pero ¡Tú puedes superar cualquier situación! Solo depende de ti.

Conclusión

No esperes milagros, ni busque atajos o caminos más cortos para llegar a tu objetivo. A veces hay que saber disfrutar, sufrir o soportar los tsunami del día a día para saborear dulcemente cada logro y superación. 

ACEPTA, aunque cueste. Debemos soportar el miedo, el rechazo, una pérdida o un mal rato, pero ten en cuenta que  el mundo no acaba ahí. Más bien empieza una nueva ascensión al conocimiento personal.

El ÉXITO en la vida no se mide por lo que logras, sino por los obstáculos que SUPERAS.  

¡Gratitud siempre!

Un abrazo Leuda Castilho

Si te ha gustado, compártelo 🙂

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Introduce tu nombre
Introduce tu correo electrónico
1 Comentario
Más antiguo
El mas nuevo Más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Lizbeth.
2 months ago

Mi hermana está viviendo un tsunami y a mí me afecta creo mucho más que a ella, que puedo hacer, caigo en depresión por esta situación y ya estoy un poco desesperada

También podría gustarte...